Carolina herrera trajes hombre

Carolina herrera trajes hombre

Camisas de hombre Carolina Herrera

Puede que no lo sepas viendo a nuestros líderes en D.C. o a la pandilla de Dinastía de Pato, pero estamos viviendo una época dorada de los trajes. Ya sea por una mayor eficiencia en la fabricación o por un mayor énfasis en los ajustes más estrechos (es decir, correctos) incluso en los minoristas más masivos, nunca ha sido tan fácil tener un traje de dos piezas de excelente ajuste sin gastar una tonelada de dinero. DKNY ha creado un traje para ir a cualquier parte y hacer cualquier cosa en azul melange, cortado con la lana elástica característica de la marca, un tejido que beneficia a una silueta más ajustada, por menos de 700 dólares. Una ganga, sin duda, pero también una bendición para esas ocasiones (trabajo, bodas, algún que otro funeral) en las que sólo sirve un buen traje.

Este contenido es creado y mantenido por un tercero, e importado a esta página para ayudar a los usuarios a proporcionar sus direcciones de correo electrónico. Puede encontrar más información sobre este contenido y otros similares en piano.io

Ventas de Carolina Herrera

por Veselka Petrova, 09 de septiembre de 2015 Carolina Herrera lleva más de 35 años en el mundo de la moda y cada temporada nos muestra piezas de ropa de mujer sofisticadas y absolutamente hermosas, así como vestidos de novia y fragancias. Este año, la diseñadora de 76 años (¡yo diría que 76 años!) ha abierto una boutique en Washington para su línea secundaria, CH Carolina Herrera, que ofrece ropa deportiva para hombre y mujer, trajes de cóctel y accesorios.

La talentosa dama siempre quiere sorprender a sus clientes con algo nuevo y fresco. Para mí, la moda es originalidad, sofisticación y belleza. No estoy en el negocio de la moda, sino en el de la belleza”, dijo Carolina Herrera.

Así, la colección masculina CH Carolina Herrera Otoño-Invierno 2015/2016 ofrece: looks clásicos de hombre principalmente en azul marino, gris, verde y camel, combinados con prácticos bolsos, guantes de piel, elegantes bufandas y zapatos de estilo deportivo.

Camisa de lino Carolina Herrera

A lo largo de las últimas cuatro décadas, la marca de lujo Carolina Herrera, nacida en Venezuela, se ha convertido en una de las diseñadoras más distinguidas del mundo, cosechando numerosos elogios y seguidores de alto nivel por su sofisticación característica y su elegancia americana por excelencia. Debido al lujoso origen de la marca, los perfumes de Carolina Herrera exhalan elegancia y pasión, con una incorporación simultánea de modernidad y atemporalidad. En 2015 Carolina Herrera lanza Herrera Confidential, una colección exclusiva de fragancias y aceites diseñados para capturar la esencia de la Casa de Herrera. Alojados en frascos artesanales en tono de joya, cada fragancia representa lo último en elegancia, autenticidad y lujo. Carolina Herrera UAE representa el estilo de vida y la autenticidad de sus portadores, permitiendo la libertad y la expresión a través de sus aromas. “Tengo una responsabilidad con la mujer de hoy: hacer que se sienta segura de sí misma, moderna y, sobre todo, bella”.

Ropa de hombre de Carolina Herrera

Aunque la pandemia y la guerra de Ucrania seguían siendo temas de actualidad para muchos en la alfombra roja (incluidos Benedict Cumberbatch y Jason Momoa, que llevaban los colores de la bandera ucraniana en la solapa), muchas estrellas se alegraron de volver a hablar de lo que llevaban puesto y por qué.

Para algunos, las razones eran realmente sentimentales: la estrella de King Richard, Aunjanue Ellis, llevaba el apodo de su madre en la manga, su manga personalizada de Versace. Y para otras, fue para honrar la artesanía que hay detrás de sus vestidos: Alana Haim, de Licorice Pizza, lució un vestido de Louis Vuitton que tardó meses en deslumbrar, al igual que el vestido de Chanel de Penélope Cruz, que requirió 680 horas de trabajo y 8.000 piezas bordadas.

Pero muchos de los grandes nombres de la noche optaron por aquello con lo que simplemente se sentían mejor. A sus 90 años, Rita Moreno, que ganó un Oscar en 1962 por su papel de Anita en West Side Story, combinó su vestido de Carolina Herrera con un sombrero de plumas que encontró en su armario, una peluca negra y un pequeño tatuaje temporal de un corazón en la mejilla. “Pensé: ‘Qué demonios'”, dijo. “Me encanta mi aspecto, ¿sabes?”.