45 cerebros y un corazon

45 cerebros y un corazon

Realice este sencillo experimento cada día durante los próximos 30 días.

Incorporar el ejercicio y el movimiento a lo largo de la jornada escolar hace que los alumnos estén menos inquietos y más concentrados en el aprendizaje. La mejora del comportamiento en la tarea y la reducción de los problemas de gestión en el aula son algunos de los beneficios más evidentes de añadir actividades físicas a su kit de herramientas de enseñanza. A medida que la investigación continúa explorando cómo el ejercicio facilita la disposición del cerebro y su capacidad para aprender y retener información, recomendamos varias estrategias para utilizar con los estudiantes y para impulsar la salud del cuerpo y del cerebro de los profesores.

Los estudios sugieren que la actividad física regular favorece el desarrollo saludable de los niños al mejorar la memoria, la concentración y la perspectiva positiva. Por ejemplo, los investigadores descubrieron que los niños que tenían la oportunidad de correr entre 15 y 45 minutos antes de la clase se distraían menos y estaban más atentos a las tareas escolares. Estos efectos positivos duraban de dos a cuatro horas después de sus entrenamientos.

La conexión entre el aprendizaje y el ejercicio parece ser especialmente fuerte para los alumnos de primaria. Teniendo en cuenta estos resultados, reducir la educación física con el objetivo de mejorar el rendimiento académico, como han hecho algunos distritos o pueden estar considerando, es probable que sea contraproducente.

El cerebro de Buda | Tick Hanson | Charlas en Google

CienciaDescubren cerebros y corazones conservados de forma natural en una fosa común de la Guerra Civil españolaLos cerebros se conservaron gracias a las fuertes lluvias que se filtraron en los agujeros de bala de sus cráneos, convirtiéndolos en una sustancia parecida al jabón.Los cerebros conservados de forma natural de 45 personas se han encontrado en una fosa común ocho décadas después de que fueran fusilados y asesinados por las fuerzas del general Francisco Franco durante la Guerra Civil española.

Los cerebros de algunos de los cuerpos de la fosa, situada en una zona de Burgos conocida como La Pedraja, se conservaron gracias a unas condiciones ambientales muy específicas, después de que las fuertes lluvias se filtraran en los agujeros de bala de sus cráneos. Este proceso de “saponificación” los convirtió en una sustancia parecida al jabón.Francisco Etxeberria, el patólogo encargado de exhumar la fosa común, declaró a El País: “Es el único caso de este tipo que conocemos. Incluso hay dos cerebros que aún contienen la bala que los mató”. También se ha desenterrado un corazón conservado, ocho décadas después de que dejara de latir. “Un hallazgo sin precedentes”, según el forense Fernando Serrulla, que trabajó en la excavación y ha publicado un estudio con los detalles del descubrimiento. “Los cerebros conservados de forma natural son muy raros”, dijo Serrulla a Reuters. “Sólo hay unos 100 casos documentados en el mundo. Llevo 30 años trabajando como patólogo y nunca he visto nada parecido”.

¡

La muerte clínica es el término médico que designa el cese de la circulación sanguínea y la respiración, los dos criterios necesarios para mantener la vida de los seres humanos y de muchos otros organismos[1]. El término también se utiliza a veces en la investigación sobre reanimación.

La interrupción de la circulación sanguínea ha resultado históricamente irreversible en la mayoría de los casos. Antes de la invención de la reanimación cardiopulmonar (RCP), la desfibrilación, la inyección de epinefrina y otros tratamientos en el siglo XX, la ausencia de circulación sanguínea (y de funciones vitales relacionadas con la circulación sanguínea) se consideraba históricamente la definición oficial de muerte. Con la llegada de estas estrategias, la parada cardíaca pasó a denominarse muerte clínica en lugar de simplemente muerte, para reflejar la posibilidad de reanimación tras la parada.

Al inicio de la muerte clínica, la conciencia se pierde en varios segundos y, en los perros, se ha medido que la actividad cerebral medible se detiene entre los 20 y los 40 segundos[2] Durante este primer periodo de tiempo pueden producirse jadeos irregulares, que a veces son confundidos por los reanimadores como una señal de que la RCP no es necesaria[3] Durante la muerte clínica, todos los tejidos y órganos del cuerpo acumulan de forma constante un tipo de lesión denominada lesión isquémica.

Sadhguru – Mente, cerebro y conciencia

La epilepsia es un trastorno cerebral que provoca convulsiones repetidas. Alrededor de 3 millones de adultos estadounidenses de 18 años o más tienen epilepsia activa.1 Casi 1 millón de esos adultos tienen 55 años o más.2 A medida que nuestra población envejece, habrá aún más personas mayores con epilepsia en los próximos años.

No siempre es fácil saber si usted o alguien a quien cuida desarrolla epilepsia en la edad adulta. Esto se debe a que los ataques pueden ser difíciles de reconocer en los adultos mayores y pueden pasar desapercibidos. Por ejemplo, los problemas de memoria, la confusión, las caídas, los mareos o los cambios sensoriales, como el entumecimiento, suelen achacarse al “envejecimiento”.4,5 Sin embargo, a veces pueden ser en realidad signos de convulsiones.4,5

Hay muchos signos diferentes de convulsiones porque hay muchos tipos de convulsiones. En las películas y en la televisión, a menudo se muestra a una persona cayendo al suelo, temblando y sin ser consciente de lo que ocurre a su alrededor. Ese es un tipo de convulsión, pero no es el más común. Lo más frecuente es que una persona que sufre una convulsión pueda:

Si un adulto mayor muestra estos signos, es importante que hable con un proveedor de atención médica. La mayoría de los adultos con epilepsia tienen un buen control de las convulsiones con medicamentos.3 Los especialistas en epilepsia pueden ayudar a los adultos mayores a encontrar el tratamiento adecuado. Encuentre un especialista en epilepsia cerca de usted en el sitio web de la Fundación para la EpilepsiaIcono externo.