Cuando empieza quien quiere casarse con mi hijo

Cuando empieza quien quiere casarse con mi hijo

Mi hijo quiere casarse con su hermana

El matrimonio precoz, o matrimonio infantil, se define como el matrimonio o la unión entre dos personas en la que una o ambas partes son menores de 18 años. La Declaración Universal de los Derechos Humanos reconoce el derecho al consentimiento “libre y pleno” para contraer matrimonio, reconociendo que el consentimiento no puede ser “libre y pleno” cuando una de las personas involucradas no es lo suficientemente madura para tomar una decisión informada sobre su pareja. Sin embargo, en muchos países de ingresos bajos y medios, sobre todo en las zonas rurales más pobres, las niñas suelen contraer un matrimonio concertado sin su conocimiento o consentimiento. Este tipo de acuerdo puede producirse ya en la infancia. Los padres ven el matrimonio como un rito cultural que protege a su hija de las agresiones sexuales y le ofrece el cuidado de un tutor masculino. Los padres suelen considerar que una niña es una carga económica y, por tanto, desean casar a sus hijas pequeñas antes de que se conviertan en una carga económica.

En los países del sur de Asia, el África subsahariana y Oriente Medio, los responsables políticos recomiendan hacer cumplir las leyes existentes sobre la edad de matrimonio y poner en marcha programas para retrasar el matrimonio. Es importante conseguir el compromiso de los organismos encargados de hacer cumplir la ley en los países con una alta prevalencia de matrimonios precoces. Una mayor implicación de los profesores y los administradores escolares, los funcionarios sanitarios y otras autoridades es fundamental para ayudar a las niñas a resistir las presiones paternas y sociales para que se casen pronto.

Mi hija quiere casarse con una chica

Dios no se anduvo con rodeos a la hora de instruir a una pareja casada para que dejara a sus padres. Las palabras hebreas utilizadas en Génesis 2:24, que dicen que “el hombre dejará a su padre y a su madre y se unirá a su mujer”, significan “abandonar la dependencia”, “dejar atrás”, “liberar” y “dejar ir”.

Más tarde, Jesús abordó la cuestión cuando dijo que nadie debía interponerse entre el marido y la mujer (Mateo 19:6). Nadie. Ni la familia política, ni la madre, ni el padre debían dividir a una pareja que había hecho un pacto entre sí para dejarse, unirse y convertirse en una sola carne.

Se necesita esta instrucción tan precisa. El psicólogo Dan Allender dice en el libro Aliados íntimos que “el fracaso en el cambio de lealtad de los padres al cónyuge es un tema central en casi todos los conflictos matrimoniales”. Dios sabe que dejar a los padres será una transición difícil, especialmente en los hogares en los que el vínculo hijo-padre ha sido sólido y cálido. Desgraciadamente, muchas parejas (si no la mayoría) no cortan las cuerdas del delantal: ¡las alargan!

Mi hijo de 6 años quiere casarse conmigo

Por lo tanto, el matrimonio es para que el hombre y la mujer compartan un viaje espiritual y físico, un viaje que continuarán juntos en la próxima vida, Insha’Allah. Para crear un entorno piadoso y seguro para criar a sus hijos y proteger y desarrollar la Taqwa (Rectitud) en ellos para que puedan convertirse en siervos de Alá temerosos de Dios.

Lamentablemente, hoy en día muchos matrimonios se rompen y terminan en divorcio. Por eso, todos deberíamos desear vivir en una sociedad libre de esas malas prácticas y nuestros hogares deberían ser viviendas que sean una demostración del cielo en la tierra. La única manera de que alguien pueda sobrevivir en esta sociedad materialista, una sociedad que está engullendo el mundo y alejando a todos de Alá, es asegurando que Alá permanezca firmemente arraigado en nuestros corazones.

Como apoyo al matrimonio, los padres también desempeñan un papel importante para ayudar y guiar a la pareja casada. Deben utilizar su sabiduría y experiencia para guiarlos en los momentos difíciles, para apoyarlos cuando sea necesario, pero al fin y al cabo, no es su matrimonio.

Mi hijo quiere casarse conmigo

Contenido de la páginaEl matrimonio puede tener muchos aspectos positivos, aunque es posible que su hijo esté deseando cosas muy diferentes a las suyas. También hay algunas dificultades que pueden surgir cuando los miembros de dos familias empiezan a vivir bajo el mismo techo. Estas son algunas de las preocupaciones más comunes de los niños en edad escolar:PérdidaSentimientosNuevas reglasEsperanzasInformación adicional y recursos:

La información contenida en este sitio web no debe utilizarse como sustituto de la atención médica y el asesoramiento de su pediatra. Puede haber variaciones en el tratamiento que su pediatra puede recomendar en función de los hechos y circunstancias individuales.