Monica naranjo sorpresa sorpresa

Monica naranjo sorpresa sorpresa

No se sorprenda de que me guste.

Aunque el estatus de las mujeres en los países latinoamericanos parece comparable al de las organizaciones de las naciones económicamente más avanzadas, este documento indaga en el misterio de cómo y por qué a estas mujeres les va relativamente bien en sus carreras, dado que los factores socioeconómicos y culturales podrían limitar sus posibilidades de alcanzar puestos directivos más altos. El documento pretende debatir estas cuestiones.

Estudio exploratorio de 162 mujeres latinoamericanas que demostraron un éxito excepcional al alcanzar puestos de primer y segundo nivel en organizaciones privadas. Respondieron a una entrevista semiestructurada de 49 preguntas cerradas sobre los retos y barreras de la carrera profesional, el estilo de liderazgo, la ambición, los objetivos personales y el equilibrio entre la vida laboral y personal, además de dos preguntas abiertas sobre los hombres y las mujeres

Los entrevistados no se mostraron de acuerdo con las cuestiones de discriminación, reconocieron pocos obstáculos serios en su carrera profesional y consideraron que el equilibrio entre la vida laboral y la personal era su principal reto. Entienden su éxito en función de factores individuales como las características de la personalidad, el rendimiento y los resultados, y sus propios rasgos de liderazgo. La mayoría admitió que el machismo limita a las mujeres

Te soprenderá su voz tanto como a los coaches de La Voz

Desde entonces ha trabajado con muchos artistas británicos y estadounidenses. La lista incluye artistas pop como Living in a Box, Roachford y Midge Ure, jazzistas británicos como Ronnie Jordan y Courtney Pine y varios nombres de la música soul, funk y house como Millie Jackson, Billie Paul, Omar, Talvin Singh, KLF, Sybil, Juliet Roberts y George Clinton.

Como actriz ha trabajado en el teatro musical, incluyendo los espectáculos Aint Misbehavin The Music of Fats Waller, la aclamada Mass Caribe, Showboat en una producción de The Leeds Opera Company y The Royal Shakespeare Company, y Carmen Jones, dirigida por Simon Callow, un éxito premiado en el Old Vic de Londres, donde Sheilah interpretó el papel de Frankie.

En 1991 Sheilah Cuffy puso su voz a sus primeros maxi singles, Down On Love y Come Into My Heart, producidos por Tim Lever y Mike Percy (1 World), ex miembros de la banda Dead or Alive. Las canciones fueron publicadas por el DJ Pete Tong en FFRR of London Records, y se lanzaron a las listas británicas.

En apenas cinco días saldrá a la venta el esperadísimo nuevo disco de Mónica Naranjo, ‘Lubna’, su séptimo álbum de estudio, un trabajo en forma de ópera rock que, con las dos canciones que se han adelantado hasta ahora, no ha dejado indiferente a nadie. El pasado fin de semana se publicó un tercer tema de este nuevo trabajo, ‘Perdida’, confirmando una vez más que los que esperábamos echarnos unos bailes con la de Figueras tendremos que esperar a otro disco.

Con ‘Perdida’, la Naranjo nos trae lo que podría haber sido el primer adelanto propiamente dicho de ‘Lubna’, ya que ‘Perdida’ destila el mismo dramatismo exagerado que ‘Jamás’ y ‘Fin’, pero también tiene un toque -sólo un poco- más pop y letras en castellano e inglés. Un punto muy positivo que tiene ‘Perdida’ desde la primera escucha es la cantidad de posibilidades que ofrece en el caso de que surjan remezclas de la misma. ‘Perdida’ quiere abarcar tanto que, cayendo en las manos adecuadas, puede acabar sorprendiendo a más de uno.

Éramos muchos los que esperábamos, a pesar de la intención de que este trabajo estuviera en clave de ópera rock, que Mónica Naranjo nos sorprendiera como ya hizo con ‘Tarántula’, con una producción más arriesgada que consiguiera ser ese paso adelante adecuado. Eso no quiere decir que ‘Lubna’ sea un paso atrás, ni mucho menos, y a su posición en iTunes me remito, situándolo en el número 2 a las pocas horas de aparecer. ‘Lubna’ es lo que Mónica Naranjo quería hacer desde hace tiempo, le guste a quien le guste, un proyecto ambicioso como pocos que ya cuenta con toda una legión de seguidores y detractores, creando así aún más expectación por el producto final, que conseguiremos el próximo viernes.

El intérprete de inglés sobrevive a RESISTIRÉ

Amazing Grace es un himno que hemos escuchado versionado una y otra vez. Desde el pop hasta el rock, este mensaje de redención escrito por John Newton ha tocado a muchos, y ha sido abordado de casi todas las formas imaginables. Sin embargo, hoy llega el día en que vemos cómo la poderosa vocalista Mónica Naranjo decidió abordarlo.

Empezando de forma suave y femenina, la voz se mantiene simpática a las cuerdas apagadas y a la hermosa ambientación. La voz, en este punto, es casi irreconocible en su tono. Sólo a medida que el tema crece, el timbre se vuelve acerado, incisivo y atribuible a la Diva.

Cuando las gaitas entran en escena y la batería se pone en marcha, se espera que los cinturones mixtos de la quinta octava superior estén a punto de llegar. Pero no, Mónica enraíza la producción con un sólido y apoyado rango medio de notas de pecho al que aplica un glorioso vibrato.