Recycled j aunque digan que yo

Recycled j aunque digan que yo

Ropa deportiva de plástico reciclado

Socal, que tiene un doctorado en ciencia de los materiales, había trabajado en la industria del plástico durante 15 años. Lo dejó, abrió un blog sobre sostenibilidad y empezó a asesorar a empresas y estudiantes sobre cómo reducir los residuos de plástico. Más de una parte de su plan tenía que ver con TerraCycle.

TerraCycle se autodenomina “empresa social que elimina la idea de los residuos”. Pero podría entenderse mejor como la empresa que reciclará los envases y productos creados por las grandes empresas. Específicamente, las cosas que no se pueden poner en el contenedor de la acera. Recicla los envoltorios de todo tipo de productos, desde Swedish Fish hasta Entenmann’s Little Bites, además de otros productos de plástico.

Socal intentó apuntarse a algunos de los programas de reciclaje gratuitos y específicos de cada marca de TerraCycle, pero estaban llenos. “Hay una lista de espera enorme. Para algunos de ellos, he estado esperando más de un año”, dice.

Socal también compró una caja TerraCycle de 218 dólares para envoltorios de comida, animó a los compañeros de colegio de sus hijas a llenarla con la basura de los dulces de Halloween y la envió. Nunca más supo qué pasó con ella, y no pudo encontrar mucha información en el sitio de TerraCycle.

Residuos textiles en el mundo

Es posible que te hayas planteado estas preguntas mientras revoloteas indecisamente sobre tu cubo, preguntándote si está bien tirar los envases tal cual. Sobre todo si has oído que el uso de agua resta ahorro al reciclaje.

Antes, algunas ciudades, como Chicago, no necesitaban que los residentes aclararan sus materiales reciclables. Ellos mismos se encargaban de limpiar los materiales. Pero ahora Chicago y otras zonas similares piden a los residentes que eliminen la mayor parte de los restos de comida.

Un enjuague rápido está bien, no es necesario que esté lo suficientemente limpio como para comer. El proceso de calentamiento puede quemar pequeñas cantidades de comida pegada. Y para que el proceso sea aún más respetuoso con el medio ambiente, puedes incluso reutilizar el agua de los platos.

Aunque el envase de yogur, la lata de refresco o cualquier otro artículo que contenga residuos esté en posición vertical cuando lo deposites en el contenedor, después de haber sido arrojado al camión, rebotado durante kilómetros y comprimido, es muy probable que en algún momento lo que empezó dentro salga.

Eso es una mala noticia para el papel o el cartón que pueda haber a bordo. Aunque una gota de yogur no suponga una gran diferencia, va sumando. E incluso un poco de aceite o grasa (aderezo de ensalada, ¿alguien?) puede arruinar toda la carga de papel reciclable.

Informe sobre la moda rápida

¿Qué sectores utilizan más plástico? Los envases son el uso sectorial dominante de los plásticos a nivel mundial, con un 42% (146 millones de toneladas) en 2016. Le sigue la construcción, con un 19% (65 millones de toneladas). Dado que los envases tienden a tener una vida útil mucho menor que otros productos (como la construcción o los textiles), también son dominantes en términos de generación de residuos anuales. Es responsable de casi la mitad de los residuos plásticos del mundo (el desglose por sectores se muestra en este gráfico).

¿Qué cantidad de plástico se recicla en el mundo? En resumen, se estima que en 2015, alrededor del 55% de los residuos plásticos mundiales se desecharon, el 25% se incineró y el 20% se recicló. De los residuos de plástico producidos entre 1950 y 2015, solo se recicló el 9%.

Es innegable que los plásticos son un problema medioambiental clave, sobre todo por su impacto en la salud de los océanos y la fauna. Pero también es importante reconocer el valor que tiene el plástico en muchos aspectos de la sociedad. Es un material único: a menudo ligero, resistente, normalmente no reactivo, impermeable y barato. Para la mayoría de nosotros, ocupa un lugar casi constante en nuestras vidas. Incluso aquellos que intentan minimizar o eliminar el plástico de sus vidas probablemente entren en contacto con él todos los días.

Residuos de la moda rápida

Las empresas que introducen ofertas sostenibles se enfrentan a una paradoja frustrante: la mayoría de los consumidores manifiestan una actitud positiva hacia los productos y servicios ecológicos, pero a menudo parecen no estar dispuestos a cumplir con sus carteras. Los autores llevan varios años estudiando cómo fomentar el consumo sostenible, realizando sus propios experimentos y revisando la investigación en marketing, economía y psicología.

La buena noticia es que los académicos han aprendido mucho sobre cómo alinear los comportamientos de los consumidores con sus preferencias declaradas. Sintetizando estos conocimientos, los autores identifican cinco enfoques que las empresas deben tener en cuenta: utilizar la influencia social, crear buenos hábitos, aprovechar el efecto dominó, hablar con el corazón o el cerebro y favorecer las experiencias en lugar de la propiedad.

El deseo de las personas de ajustarse al comportamiento de los demás -y los hábitos que desarrollan con el tiempo- influyen en la probabilidad de que consuman ofertas sostenibles. La buena noticia es que las opciones sostenibles suelen conducir a un comportamiento positivo adicional.