Rosalia los angeles disco

Rosalia los angeles disco

Rosalía malamente

Rosalía dijo a Ecleen Luzmila Caraballo de Jezabel en 2018: “Siento que con Los Ángeles quería establecer mi legado musical… y honrar el sonido clásico del flamenco en el sentido más tradicional, respetándolo al máximo, con una estructura pop y experimental, pero con una instrumentación muy básica y un sonido minimalista -sólo guitarra y voz”[13].

Los Ángeles fue aclamado por la crítica musical[29] La revista española Rockdelux lo calificó como “uno de los debuts más intensos y arrolladores de los últimos tiempos”, y el crítico Juan Monge elogió su mezcla de tradición y vanguardia[31]. [Mariano Prunes, de AllMusic, elogió la voz de Rosalía, escribiendo que “su instrumento es un tornado capaz de arrasar con cualquier barrera cultural o idiomática”, al tiempo que señaló que “no lo consigue con puro volumen o histrionismo vocal, sino alcanzando niveles de intensidad y expresión casi insoportables”. “Yeray S. Iborra, en su artículo para MondoSonoro, consideró que con Los Ángeles Rosalía “se postula como la cantaora contemporánea que mejor ha entendido los tiempos que corren”, señalando la diferencia entre el disco y su colaboración “más americana” con C. Tangana[30].

El guincho

Cantando con una voz aguda y vibrante que evoca recuerdos de Edith Piaf, este fenómeno del pop español de 29 años de edad, a través de una melodía vocal bien formada que se eleva hasta los acordes de piano que resuenan suavemente; por cierto, un arreglo de cuerdas que se desvanece detrás de ella, dando a la canción una especie de sabor melancólico clásico de Hollywood.

Sin dudarlo, el título “Hentai” hace referencia a un tipo de cine muy diferente, concretamente, al porno en la tradición del anime de colores brillantes de Japón, mientras que la letra de la canción describe la colocación física más vívida que estos delicados sonidos nos han enseñado a esperar: “Quiero montar como si estuviera en una moto”, canta en español antes de elogiar una parte de la anatomía de su amante para imaginar que “tiene un diamante en la punta”.

Justo en ese momento, un ritmo acelerado de la máquina de ritmos perfecciona la producción de la nada, estableciendo la sofisticada sensación de calma de “Hentai”, aunque no, fundamentalmente, su aire de esclavitud emocional. No es una cabra y un cambio, esta canción; a su vez, la idea de Rosalía parece ser que el sexo, incluso (o especialmente) en su forma más extrema, merece el tratamiento elevado que la música pop se supone que reserva para el romance.

Rosalía rym

Es el segundo álbum de Rosalía, por supuesto. La traducción literal del título al inglés es algo así como “Evil Loving” pero debería ser algo más cercano a “Toxic Love” . Producido por ella misma y por El Guincho (del que hablaremos más adelante), es un paso más allá de su anterior disco, en todos los sentidos. Si en aquel disco hablábamos de un acercamiento al flamenco, en El Mal Querer Rosalía se adentra de lleno en el ethos del género, tanto en la forma como en el contenido. Pero lo que hay que destacar es que aunque el disco se adentra en la música y la cultura flamenca no es necesariamente un disco de flamenco. Ilustremos esto mejor con otro ejemplo: Las influencias hindúes en los Beatles no convirtieron el Sgt. Pepper’s en un álbum hindú.

Es cierto. Rosalía se embarcó en un proyecto muy ambicioso. Este álbum podría haber sido fácilmente un completo desastre, pero no, han hecho todos los movimientos correctos, los suficientes como para que los críticos lo califiquen incluso de obra maestra. Aunque sólo el tiempo y la perspectiva pueden situar a un artista en esta categoría, Rosalía ha ejecutado un disco excelente, imaginativo e innovador, encantadoramente sugerente en fondo y forma. En ” Malamente (Cap.1: Augurio)” , la canción que abre el disco, sabrán a qué me refiero:

Rosalía bagdad

Personalmente, no creo que sea ninguna intención explícita del artista. Por no mencionar que queda horrible, especialmente con el próximo álbum escrito en mayúsculas: https://musicbrainz.org/release/97385235-42ba-4a83-8002-5b9e5e4f0d16

Ese PDF que falta está disponible en la Wayback Machine; son partituras para el cONCERTO usando la misma mayúscula. Al menos otra grabación (aún no en MB) también utiliza la misma capitalización. Además, es muy poco probable que este caso particular haya sido una decisión del diseñador del CD, ya que otras obras de la grabación de McCaslin utilizan la capitalización estándar. Así que para mí hay suficientes pruebas de la intención del artista.

he puesto el título del álbum en mayúsculas, como sugirió @reosarevok, y por coherencia, como tú dices. he cambiado los títulos en el álbum digital, pero he decidido mantener los títulos del CD tal y como están en el lanzamiento.

los títulos son inconsistentes incluso dentro de las ediciones físicas: la lista de canciones utiliza números romanos para los capítulos, pero el libreto utiliza números arábigos… pero la mayúscula podría haber sido sólo por razones de estilo en el diseño – quién sabe…