Spartacus blood and sand

Spartacus blood and sand

Reseña de Spartacus

Error al cargar la página.Intenta refrescar la página. Si eso no funciona, puede haber un problema de red, y puedes utilizar nuestra página de autocomprobación para ver qué está impidiendo que se cargue la página.Aprende más sobre posibles problemas de red o contacta con el servicio de asistencia para obtener más ayuda.

Traicionado por los romanos. Forzado a la esclavitud. Renacido como Gladiador. La historia clásica del rebelde más infame de la República cobra vida en la nueva serie gráfica y visceral, Espartaco: Sangre y Arena. Arrancado de su patria y de la mujer que ama, Espartaco es condenado al brutal mundo de la arena, donde la sangre y la muerte son un entretenimiento de primer orden. Pero no todas las batallas se libran en la arena. La traición, la corrupción y el atractivo de los placeres sensuales ponen constantemente a prueba a Espartaco. Para sobrevivir, debe convertirse en algo más que un hombre. Más que un gladiador. Debe convertirse en una leyenda. Protagonizada por el actor australiano Andy Whitfield (Las hijas de McLEOD) en el papel de Espartaco, Lucy Lawless (XENA: LA PRINCESA GUERRERA) en el de Lucrecia, John Hannah (La momia) en el de Batiato y Peter Mensah (300) en el de Doctore, esta mezcla única de acción en vivo, efectos de novela gráfica y brutales secuencias de batalla hacen de Espartaco: Sangre y arena un acontecimiento épico. Spartacus: Blood and Sand está producida por Starz Media con productores ejecutivos…

Spartacus sangre y arena netflix

Spartacus: Blood and Sand (2010) es una serie de televisión estadounidense, emitida por Starz, sobre la figura histórica de Espartaco, un gladiador tracio que entre el 73 y el 71 a.C. lideró un importante levantamiento de esclavos contra la República Romana.

Espartaco: ¿Y cómo se va a medir? Los Geti han asaltado nuestros pueblos en el pasado, han violado a nuestras mujeres y han matado a nuestros hijos. Cada vez los hemos hecho retroceder, sólo para verlos regresar. Si vamos a alinearnos con Roma, el propósito debe ser claro. Los Geti muertos, todos ellos.

Batiatus: Están aquí por mi abuelo. Él construyó este ludus. Él creía que ningún hombre carecía de valor. Que incluso el más vil de nosotros podía alcanzar el honor y la gloria. Él inculcó estas creencias a mi padre, quien a su vez me las transmitió a mí. Soy un lanista. Como mis antepasados, un entrenador de gladiadores. Veo cosas en los hombres que ellos mismos han perdido, una pequeña chispa, un rescoldo, le doy aliento, ternura, hasta que se enciende en la arena.

Batiatus: La mayoría de los días no lo hago. Sólo soy un simple romano que intenta abrirse camino contra el capricho de los dioses, los políticos, los bellacos. A menudo no puedes distinguir a unos de otros, pero tú. Eres el más peligroso de los animales, bestia nacida del corazón.

Espartaco: sangre y arena stream

Espartaco: Sangre y Arena es una serie que toma prestado abundantemente de otras películas y series de televisión ambientadas en el mundo antiguo. Cuenta con la acción en cámara lenta y las ridículas salpicaduras de sangre digital de 300 (2007) de Zack Snyder; gran parte del resto está tomado en gran medida de Gladiator (2000) de Ridley Scott, con un poco de Roma de HBO añadido para la buena medida.

El primer episodio es quizás el más ridículo. El segundo, aunque similar al primero en cuanto a estilo, es también un poco más centrado, con más tiempo dedicado a establecer líneas argumentales dentro de la casa de Batiatus (John Hannah), el lanista romano que dirige el ludus (escuela de gladiadores) del que forma parte Espartaco (Andy Whitfield). Hacia el tercer o cuarto episodio, la serie alcanza un ritmo cómodo. Y una vez que Spartacus: Sangre y Arena te engancha, no hay quien la pare.

En este artículo, repasaré la primera temporada y señalaré algunas de las cosas que me parecieron bien hechas, algunos de los detalles históricos que me gustaron, y también dedicaré algún tiempo a discutir algunos de los errores más atroces. Si aún no has visto la serie, te sugiero que te saltes este artículo por ahora, aunque intentaré evitar dar demasiados spoilers.

Serie de televisión Spartacus

Si eres un chico de 15 años, lo más probable es que Spartacus: Blood And Sand (martes, 22:00, Bravo) te parezca la mejor serie de televisión jamás realizada. El único inconveniente es que eres demasiado joven para verla. Esta es posiblemente la serie dramática más lujuriosa, sangrienta y de sangre roja que la ley y la decencia humana permiten. Aproximadamente cada 30 segundos alguien recibe un hacha o una espada en la cara. Aproximadamente cada 20 segundos una mujer muestra sus pechos. Aproximadamente cada 10 segundos alguien gruñe una palabra de cuatro letras que empieza por “f” o “c”. Hay más lenguaje afrutado que en una convención de mermeladas de una semana. Todo el mundo dice palabrotas como un soldado malhablado que se tropieza con un diccionario de jerga. No es tanto I, Claudius como I Claudi-cuss. HA HA HA.

El argumento gira en torno a un guerrero tracio sin nombre que se pasa la mitad de su vida luchando contra los bárbaros en nombre de los romanos en paisajes CGI de pantalla verde poco convincentes, y la otra mitad teniendo sexo a cámara lenta con su esposa. Este idilio violento/sexual se estropea para siempre cuando los romanos le traicionan y su mujer es secuestrada. Nuestro héroe sin nombre se convierte en un gladiador llamado Espartaco, lo que significa que su trabajo consiste ahora en encuentros semanales de matar o morir en el coliseo.