Como hacer una momia egipcia para niños

Como hacer una momia egipcia para niños

Ideas para proyectos de momias

La momificación es un proceso que permite conservar la piel y la carne de un cadáver. El proceso puede ocurrir de forma natural o puede ser intencionado. Si se produce de forma natural, es el resultado del frío (como puede ocurrir en un glaciar), del ácido (como puede ocurrir en una ciénaga) o de la sequedad. Los egipcios envolvían el cadáver con vendas para protegerlo de la putrefacción.

Se han encontrado momias de seres humanos y otros animales en todos los continentes, pero como resultado de la conservación natural a través de condiciones inusuales, y como artefactos culturales. En Egipto se han encontrado más de un millón de momias de animales, muchas de ellas de gatos. Utilizaban un gancho para extraer el cerebro de la nariz y extirpaban quirúrgicamente todos los demás órganos menos el corazón, ya que éste era necesario para el pesaje de la ceremonia del corazón. Los órganos se enterraban entonces con la momia en recipientes separados llamados tarros canopos.

La momificación de un cadáver tarda unos 70 días en completarse. El primer paso es introducir una varilla afilada por la nariz hasta el cerebro. A partir de ahí, el cerebro se rompe en trozos minúsculos y se saca por la nariz, y luego se llena la nariz de serrín. A continuación, hacen un agujero en el cuerpo para extraer todos los órganos excepto el corazón. Para guardar los órganos se utilizaban frascos con las cabezas de los dioses encima. A continuación se rellenaba el agujero con lino y especias y se dejaba el cuerpo bajo la sal para que se secara. Más tarde, al cabo de 40 días, se envolvía el cuerpo con vendas de lino. Los sacerdotes rodeaban el cuerpo mientras se preparaba y realizaban rituales. Una vez finalizado el proceso de momificación, se colocaba una máscara sobre la cabeza para poder conocerla en el más allá.

Proyecto Mamá 6º grado

Una momia es un ser humano o un animal muerto cuyos tejidos blandos y órganos se han conservado mediante la exposición intencionada o accidental a productos químicos, frío extremo, humedad muy baja o falta de aire, de modo que el cuerpo recuperado no se descompone más si se mantiene en condiciones frescas y secas. Algunas autoridades restringen el uso del término a los cuerpos embalsamados deliberadamente con productos químicos, pero el uso de la palabra para cubrir los cuerpos desecados accidentalmente se remonta al menos a 1615 d.C. (véase la sección Etimología y significado).

Se han encontrado momias de humanos y animales en todos los continentes,[1] tanto como resultado de la preservación natural por condiciones inusuales, como de artefactos culturales. En Egipto se han encontrado más de un millón de momias de animales, muchas de las cuales son de gatos[2]. Muchas de las momias de animales egipcias son de ibis sagrados, y la datación por radiocarbono sugiere que las momias de ibis egipcios que se han analizado pertenecen a un periodo de tiempo comprendido entre el 450 y el 250 a.C. aproximadamente[3].

Además de las momias del antiguo Egipto, la momificación deliberada fue una característica de varias culturas antiguas en zonas de América y Asia con climas muy secos. Las momias de la Cueva del Espíritu de Fallon, Nevada, en Norteamérica, fueron datadas con precisión en más de 9.400 años. Antes de este descubrimiento, la momia deliberada más antigua conocida era un niño, una de las momias Chinchorro encontradas en el Valle de Camarones (Chile), que data de alrededor de 5050 a.C.[4] El cadáver humano momificado de forma natural más antiguo que se conoce es una cabeza cortada datada en 6.000 años, encontrada en 1936 d.C. en el yacimiento denominado Cueva Inca nº 4 en Sudamérica[5].

Cómo hacer un ataúd para momias

Los antiguos egipcios creían en una vida después de la muerte.    La momificación ayudaba a llegar a la otra vida, ya que creían que ésta sólo podía existir si había una forma que el ka (alma) pudiera recuperar después de la muerte. Los egipcios creían que la única forma de hacerlo era que el cuerpo fuera reconocible.

El embalsamador principal era un sacerdote que llevaba una máscara de Anubis. Anubis era el dios de los muertos con cabeza de chacal. Estaba estrechamente relacionado con la momificación y el embalsamamiento, por lo que los sacerdotes llevaban una máscara de Anubis.

Plantilla de manualidades de mamá

(2) Tenías que tener un cuerpo conservado. Otra cosa que se necesitaba para pasar a la otra vida era un cuerpo conservado. Una forma de conservar el cuerpo de una persona que había muerto era secarlo y envolverlo con vendas de lino. Ese proceso se llamaba

podía hacer su trabajo. Los antiguos egipcios creían que tu alma se dividía en dos partes después de morir. Una parte, el Ba, volaba cada mañana para vigilar a tu familia viva. La otra parte, el Ka, volaba felizmente para disfrutar de la vida en la Tierra de los Dos Campos. Por la noche, tanto el Ba como el Ka regresaban a tu tumba para descansar para el siguiente día celestial.

Los pobres colocaron los cuerpos de sus familiares muertos en la arena del desierto. Los cuerpos se secaban naturalmente al sol. Ese era un sistema perfectamente bueno. Aseguraba a los muertos un lugar en el más allá (siempre y cuando su corazón fuera ligero por haber hecho muchas buenas acciones en vida, y su nombre estuviera escrito en alguna parte)